Pacientes con necesidades especiales

Cuidado de piel en pacientes diabéticos

Puedes hacer varias cosas para evitar problemas de la piel
.
Controla bien tu diabetes. Las personas con un alto nivel de glucosa tienden a tener la piel reseca y menos capacidad de combatir bacterias dañinas. Ambos factores aumentan el riesgo de infección.
.
Mantén la piel limpia y seca. Usa talco en puntos de contacto de piel con piel, como las axilas y la ingle.
.
Evita los baños y duchas muy calientes. Si tienes la piel seca, no tomes baños de burbujas. Los jabones humectantes pueden ayudar. Luego usa una crema regular de piel, pero no te la pongas entre los dedos. La humedad adicional en esa zona puede contribuir a que aparezcan hongos.
.
Evita la piel reseca. Si tienes comezón o sequedad en la piel, rascarte puede causar llagas e infecciones. Ponte crema humectante en la piel para evitar que se raje, especialmente cuando hace mucho frío o viento.
.
Cúrate los cortes de inmediato. Lava los cortes leves con agua y jabón. No uses antiséptico de mercurio cromo, alcohol o yodo para limpiar la piel porque son demasiado fuertes. Solo usa antibiótico en crema o ungüento sólo si tu médico lo aprueba. Tapa los cortes leves con una gasa estéril. Ve al médico de inmediato si tienes un corte, quemadura o infección serios.
.
Durante los meses secos y de mucho frío, mantén más húmeda tu casa. En lo posible, báñate con menos frecuencia durante esos meses.
.
Usa champús suaves. No uses rociadores de higiene íntima.
.
Ve al dermatólogo (médico de la piel) si tienes problemas de la piel que no has podido resolver solo/a.
.
Cuídate mucho los pies. Examínate a diario en busca de llagas y cortes. Ponte zapatos anchos, que te queden bien y sin tacos. Examina tus zapatos en busca de objetos extraños antes de ponértelos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *